miércoles, 29 de diciembre de 2010

Historia de Telefonos de Mexico

Telmex y su Historia


T
ras el fin de la Primera Guerra Mundial, en el ámbito de las telecomunicaciones, y en especial en el de la telefonía, iniciaron los planes de utilizar las comunicaciones eléctricas con ondas portadoras.

La Ericsson, que ya tenía 32 concesiones para ofrecer servicio público y privado, adquirió dos estaciones portátiles inalámbricas con un radio de comunicación de 200 kilómetros. Con lo que introdujo en México el sistema telefónico automático, que seria inaugurado años después y sustituiría gradualmente al sistema de operadoras.

En 1924 la compañía Ericsson inauguró la primera central telefónica automática, conocida como la central Roma que entraría en funciones dos años después, con capacidad para conectar diez mil líneas. Al año siguiente, para concluir el conflicto en la Compañía Telefónica y Telegráfica Mexicana, S.A., ésta fue adquirida por la Internacional Telephone and Telegraph Co. (ITT), con lo que pudo competir en un mismo nivel con la Ericsson.

Durante los años 20’s las redes telefónicas crecieron de tal manera por el momento del número de suscripciones que para distinguir los teléfonos de cada compañía, se decidió que la Ericsson utilizara exclusivamente dígitos, mientras que la otra compañía usaría dígitos y letras.

En 1925 el Gobierno Federal celebró un convenio para tender el cableado telefónico entre México y Estados Unidos.  La Compañía Telefónica y Telegráfica Mexicana, S.A., obtuvieron la concesión para explotar el servicio de larga distancia, un año después la Ericsson obtendría la suya.  Obviamente, el despegue del servicio de larga distancia fue inmediato.

El 29 de septiembre de 1927 la Compañía Telefónica y Telegráfica Mexicana, S.A., enlazó la primera conferencia telefónica entre el presidente mexicano, el general Plutarco Elías Calles, y un norteamericano, Calvin Coolidge.  Pero después, el 29 de noviembre, se inauguró la línea telefónica entre México y Canadá.

El 1 de julio de 1928 tuvieron éxito los esfuerzos para lograr una comunicación telefónica con Europa “Señor Valenzuela: habla entrada. Tengo mucho gusto en saludarlo”, fueron las primeras palabras transmitidas entre México y Europa, mediante un sistema que consistía en una combinación de líneas telefónicas de tierra y circuitos radiotelefónicos a través del Atlántico.  La conversación se inicia entre el licenciado Genaro Estrada, subsecretario de Relaciones Exteriores, y el licenciado Valenzuela, ministro plenipotenciario en la Gran Bretaña. Otro éxito más de la Compañía Telefónica y Telegráfica Mexicana.

En 1928 en el nuevo servicio telefónico transoceánico se incluyeron la ciudad de México, Querétaro, San Luis Potosí, Saltillo, Monterrey, Tampico y Nuevo Laredo, localidades que se podrían comunicar, en Europa, con Inglaterra, Escocia, Gales, Alemania, Holanda, Bélgica, Francia, Suecia y Dinamarca.  Con España se entró en contacto el 30 de noviembre.

Inicialmente el servicio transoceánico este servicio se limitaba de las 6:30 a.m. a las 10:00 p.m., hora de México; muy pronto 30 mil  de los 60 mil aparatos telefónicos instalados se conectaron al servicio internacional. Hasta esos momentos los únicos países de América con los que se había logrado establecer comunicación telefónica eran Estados Unidos, Canadá y Cuba.  No fue sino hasta 1930 cuando se enlazaron Norte y Sudamérica gracias al circuito, transmisor y receptor entre la Compañía Internacional de Radio (de Argentina) y la American Telephone and Telegraph Co. (de Estados Unidos).

Por otra parte, en la ciudad de México funcionaron 14 centrales automáticas, en su mayoría de la compañía Ericsson: Apartado, Chapultepec, Roma, Valle, Coyoacán,  Mixcoac,  Madrid,  Peralvillo, Portales, San Ángel, Condesa, Santa María, Tacubaya y Victoria.

A partir de esta etapa se aceleró la competencia entre la L. M. Ericsson y la ITT, con el incremento de sus conflictos. Por lo que, en junio de 1936, el presidente Cárdenas comunicó a ambas compañías su obligación de enlazar sus líneas y combinar sus servicios, sustentando su orden en razones de interés público.

Desde 1936 se ordenó la fusión de líneas de las dos principales compañías de México, sin embargo, el proyecto se suspendió debido a la Segunda Guerra Mundial que afectó a la mayoría de las empresas transnacionales.  Además los avances tecnológicos separaban a las empresas, pues mientras Ericsson aumentó de cinco a seis las cifras de sus números telefónicos en 1940, la Compañía Telefónica y Telegráfica Mexicana, S. A., adoptó este sistema hasta 1946.

Con lo que el 2 de agosto de ese año el gobierno anunció el enlace definitivo de las líneas de ambas telefónicas.  Con esta comunicación entre ambas empresas y la situación tan favorable por la que atravesaba el país, fue posible que, el 23 de diciembre de 1947, se constituyera una de las empresas más transcendentes en la historia del México contemporáneo: Teléfonos de México, S. A. (TELMEX).

TELMEX surgió de las diversas negociaciones entabladas entre la L. M. Ericsson de Estocolmo y Axel Wewnner-Gren, para crear una empresa mexicana se asumiera el servicio que prestaba la Empresa de Teléfonos Ericsson, S. A., filial de la matriz sueca.  Las negociaciones culminaron en la formación de la nueva empresa telefónica, que inició sus actividades el 1 de enero de 1948 con cinco accionistas: Corporación Continental, S. A., Empresa Ericsson, Bruno Pagliai, Octavio Fernández R. Y José Joaquín César.

Durante el primer año de labores TELMEX emprendió la ardua tarea de enlazar en forma automática los dos sistemas telefónicos existentes: el suyo propio (antes compañía Ericsson)  y el de la Compañía Telefónica y Telegráfica Mexicana, S. A., el enlace fue finalmente inaugurado por el presidente Alemán, el 9 de enero de 1948, y benefició a 149,612 clientes.

El 16 de febrero de 1950 se llegó a un acuerdo para que Teléfonos de México adquiriera la Compañía Telefónica y Telegráfica Mexicana, S. A. Y el 29 de abril se firmó el documento formal.  El 3 de mayo el gobierno mexicano, Wenner-Gren, la ITT y la L. M. Ericsson asignaron un acuerdo definitivo que consolidó a TELMEX como la principal empresa telefónica del país.

El 1 de abril de 1952 entró en vigor la nueva ley del Impuesto sobre ingresos por Servicios Telefónicos, entre otros servicios, que gravaría con 10 por ciento el servicio de larga distancia y con el 5 por ciento el servicio local.  El producto del impuesto sería destinado a financiar el mejoramiento y la ampliación del servicio telefónico.  Como consecuencia, ese mismo año se inauguró la nueva central de Chapultepec, con una capacidad inicial de 18 mil líneas.

Durante el primer año de gobierno de don Adolfo Ruíz Cortines se puso un servicio el sistema de microondas entre el Distrito Federal y Puebla, con 23 canales telefónicos, y se introdujo el servicio medido, que permitió aplicar un principio equitativo y justo de pago debido a que las cuotas no aumentarían, siempre y cuando no se sobrepasaran el número de conversaciones establecidas dentro de la cuota básica.

Afines de ese año, se equilibraron las participantes de la L. M. Ericsson y la ITT mediante la firma de diversos acuerdos, entre los cuales destaca el retiro de la participación Axel Wenner-Gren en la capital de la empresa, lo que dejó al público contratante del servicio una pequeña participación accionaria.

E)    LA NUEVA TECNOLOGÍA

TELMEX, en los siguientes cinco años, colocó en el mercado acciones y obligaciones, tanto comunes como nominativas  T al portador, lo que le permitió obtener recursos para poder establecer 25 mil nuevos servicios por año.  El gobierno tomó las medidas necesarias para que todo suscriptor, al cambiar de domicilio sus aparatos, adquiera acciones y obligaciones de la compañía.

En 1955 casi todas las centrales de la zona metropolitana aumentaron los equipos de intercomunicación y los cables troncales, lo que repercutió en una alza de las tarifas, tanto en el servicio local como en el de larga distancia. Pero, durante ese año, TELMEX sufrió grandes pérdidas debido a la interrupción del servicio por los huracanes y graves inundaciones ocurridos en el estado de Tamaulipas, por lo que hubo que emprender la reconstrucción de las redes dañadas.

En 1956, la empresa decidió proveerse de equipo telefónico fabricando en el país, por lo que el 5 de diciembre se construyó la compañía Industria de Telecomunicación, S. A. de C. V. (Indetel). En ese mismo año, la sociedad capitalina fue testigo de la instalación de los primeros teléfonos de alcancía, sistema de aparatos de servicio público que, hasta nuestros días, sigue operando.

En el mes de julio del año siguiente (1957) la ciudad de México fue golpeada por un fuerte sismo que afectó a más de 1,500 suscriptores, de los cuales 400 eran conmutadores privados.  No obstante, el 30 de octubre se dio un gran paso al inaugurar el servicio de télex entre el Distrito Federal y Acapulco, Guerrero.

A fin de aumentar la capacidad de las centrales automáticas, tanto cualitativa como cuantitativamente, la empresa inició la construcción del edificio de TELMEX ubicado en Parque Vía, que serviría como sede coordinadora de la administración telefónica en el país y que fue inaugurado dos años después.  Gracias a la permanente venta de acciones al público, aumentó el capital de la compañía, lo que dio origen a la mexicanización de Teléfonos de México.

El satélite de comunicaciones Telstar fue lanzado al espacio en el verano de 1962, estaba patrocinado por el sistema Bell y la NASA, y fue el primero en funcionar con frecuencias de microondas.  Gracias a ello, el sistema de microondas quedó instalado en forma definitiva entre las ciudades de México, Monterrey y Nuevo Laredo.

Esté fue inaugurado por el presidente López Mateos y el secretario de Comunicaciones y Transporte, ingeniero Walter C. Buchanan, el 11 de enero de 1963.  La instalación contribuyó en forma inmediata al perfeccionamiento del servicio de conmutación automática de larga distancia, ya que las operadoras de nuestro país se vieron en la posibilidad de marcar directamente el número telefónico de cualquier abonado incluido en la ruta, además de los respectivos de Canadá y Estados Unidos.

El 14 de mayo de 1963 se produjo un acontecimiento memorable para las telecomunicaciones: se llevó a cabo la primera transmisión desde Cabo Cañaveral, Estados Unidos, hacia México, para cubrir el lanzamiento al espacio del astronauta estadounidense Gordon Cooper; pero fue postergado y se televisó al día siguiente.

TELMEX transmitió el acontecimiento a través del sistema de microondas, que por entonces estaba equipado con dos canales, uno en operación y otro de reserva con 21 estaciones repetidoras.  Esto hizo posible transmitir sucesos de trascendencia mundial como el asesinato del presidente J. F. Kennedy, la visita del primer mandatario francés Charles De Gaulle, la ceremonia d entrega del Chamizal, y algunos eventos deportivos.

Con la puesta en órbita del satélite norteamericano Pájaro Madrugador se dio inicio al programa de televisión Mundo Visión, en el cual se utilizaron la red de microondas de TELMEX, en el territorio nacional, y la red de la ATT, en Estados Unidos.  Las señales del satélite se retransmitieron a la tierra mediante sus 240 canales de telefonía.  Después, Teléfonos de México realizó considerables inversiones en la ampliación del sistema telefónico, como la del Télex “Telégrafo a domicilio” para grandes empresas, se instalaron 28 centrales de telex.

F) EXPANSIÓN DE LA EMPRESA

En 1964, como parte de su programa de telecomunicaciones, TELMEX celebró contrato con la empresa Guatemalteca de Telecomunicaciones Internacionales para establecer, por primera vez, un enlace telefónico directo con el país del sur.

En ese mismo año, ante la creciente demanda del servicio de larga distancia, se determinó establecer el sistema de larga distancia automática (LADA) para que los suscriptores hicieran sus llamadas por teléfono a teléfono sin intervención de la operadora. Para ello fue necesario establecer un sistema de numeración nacional.

En septiembre de 1965 se instaló el primer equipo LADA 91 (nacional) en Toluca, Estado de México, pero no fue sino hasta 1967 cuando varias ciudades del interior de la República se incorporaron a este servicio.  En este último año se instalaron los equipos para el control de operación de los aparatos telefónicos públicos de alcancía en las centrales del Distrito Federal y se colocó el teléfono un millón.

En 1968, cuando Teléfonos de México celebraba el décimo aniversario de su mexicanización, se llevo a cabo la incorporación total de la ciudad de México al servicio LADA. Al mismo tiempo entró en operación el servicio de información de emergencia con la clave 07. Pero el acontecimiento del año, en materia de telecomunicaciones, fue la transmisión de las imágenes de la XIX Olimpiada.

Fue necesario instalar una red subterránea con una longitud de 284 kilómetros de ductos, 203,400 kilómetros de conductores, 19,840 teléfonos en cables (por pares) y un cableado coaxial para troncales urbanos, el primero en el mundo; Se invirtieron 19,840 horas - hombre.  Se inauguró un edificio especial para el evento, conocido hoy como “Urraza”.

En 1969 las comunicaciones internacionales entraron en una nueva era cuando se consolidó el servicio oficial internacional de larga distancia vía satélite, con una comunicación directa a Roma, Italia, para después extenderse a otros países de América del Sur y algunos más de Europa.  Esto fue posible gracias al uso del satélite IS-III-F2 de la serie Intelsat III, con capacidad para 1,200 canales telefónicos y un promedio de vida activa de cinco años.

El 7 de agosto de 1969 se inicia la construcción del centro telefónico San Juan.  Este tendría una torre de 100 metros de altura que se utilizaría para sustentar, en tres plataformas, todas para las antenas de los sistemas de microondas de alta, mediana y baja capacidad. Habría también un edificio para operadoras, servicios especiales, departamentos técnicos del Valle de México y un auditorio.

Al año siguiente (1970) nuestro país volvió a ser protagonista de un acontecimiento deportivo internacional: el Campeonato Mundial de Fútbol. A fin de cumplir eficientemente con la transmisión se instaló la infraestructura adecuada, con la que el comité organizador, prensa y  Telesistema Mexicano quedaron comunicados con más de mil líneas en el Distrito Federal, 334 en Guadalajara, 291 en León, 247 en Toluca y 247 en Puebla, además de 150 líneas especiales, 100 casetas de larga distancia instaladas en los centros de prensa y 129 líneas privadas para el uso de télex y telefoto.

Al mismo tiempo, en el Valle de México, se antepuso un dígito a los números: el número 5, para llegar a siete cifras.  Esto se debió al incremento de abonados, que ascendieron a un poco menos de millón y medio.

El panorama para la empresa se tornó particularmente halagüeño cuando alcanzó el segundo lugar mundial en desarrollo. En el país sé hacia cada vez más común el uso de microondas, por lo que se instalaron 19 nuevos sistemas y se pusieron en operación dos sistemas de cable coaxial; la conmutación automática quedó conectada casi en su totalidad.

El 20 de julio de 1970,  cuando se llevó a cabo una comunicación telefónica entre Toluca y Washington, D. C., se inauguró un nuevo sistema automático de Larga Distancia (LADA 95), el primero en su tipo en Latinoamérica, con un alto grado de transmisión y recepción de mensajes directos.

El 16 de agosto de 1972 el gobierno federal firmó un convenio con la compañía y adquirió el 51 por ciento de las acciones de su capital social, con lo que la empresa obtuvo participación estatal mayoritaria.

El servicio de larga distancia nacional e internacional se amplió a casi todo el país, por lo que  en el Distrito Federal se centralizó él y se instaló nuevo equipo para LADA y el  servicio de operadora en el centro telefónico San Juan; éste fue considerado el más moderno de América Latina, por el cerebro electrónico para la comunicación dentro y fuera de México.

En 1975 se inauguró el servicio de larga distancia internacional a Caracas, Venezuela, con la clave LADA 98; se instaló una red que comprendió 1,832 nuevos servicios; y se participó en la atención de las necesidades de comunicación para transmitir los Juegos Deportivos Panamericanos.

Un año después TELMEX recibió la renovación de la concesión para ofrecer el servicio telefónico por 30 años más; la empresa se incorporó al sector comunicaciones y transportes; posteriormente se fundó al Centro de Investigación y Desarrollo de la Empresa.  Se instaló el aparato 3 millones.

San Juan fue equipado con un moderno sistema de computación con el que se innovó y mejoró el servicio de información 04. La telefonía rural volvió a cobrar auge al llevarse a cabo el 29 de agosto de 1977, la conferencia del grupo de telecomunicaciones rurales titulada “Principios y alternativas en tecnología para la Red Mexicana de Telefonía Rural”.

Durante 1078 se puso en marcha la central telefónica automática Lago, entraron en operación 6 sistemas de larga distancia de microondas de alta capacidad y se instalaron 105 sistemas múltiplex de canalización y señalización. En telecomunicaciones rurales se establecieron 20 circuitos telefónicos con una longitud de 946,195 kilómetros, beneficiando a 143 localidades del país. Por otra parte, se colocó el teléfono 4 millones y Teléfonos de México obtuvo la concesión para que su filial Teléfonos del Noroeste, S. A., prestara el servicio telefónico en el estado de Baja  California y en la parte norte del estado de Sonora.

H) LOS SISMOS DE 1985

Teléfonos de México continuaban con su programa de expansión, y en julio de 1985 puso en servicio el primer aparato multilínea rural (AMR) en la población de Los Reyes, Estado de México, el cual fue diseñado por técnicos mexicanos en el recién creado Centro de Investigación de Telefonía Electrónica, especializado en la conmutación privada.

 El 19 de septiembre de 1985 a las 7:19 horas, un sismo de 8.1 grados en la escala de Richter, se registró en el accidente del país generó oscilaciones en todos las construcciones del Distrito Federal, Ciudad Guzmán, Jalisco y otras poblaciones mexicanas, trayendo consigo una multitud de derrumbes, muertes y daños personales, dejando a la ciudad de México incomunicada y averiado el sistema de agua potable.

La solidaridad de los mexicanos de demostró cuando cerca de un millón de voluntarios trabajó en el rescate de los sobrevivientes.  En otro, 45 países hermanos enviaron su apoyo económico, profesional y moral a México, a través de 5,709.5 toneladas de víveres y materiales.

Teléfonos de México fue seriamente afectada. 11 telefonistas murieron y muchos quedaron atrapados; se dañaron 1,060 mesas de operadoras de larga distancia nacional e internacional y 15,500 líneas locales resultaron destruidas.

Se derrumbó la central Victoria afectando a todas las centrales de la ciudad de México, pues se afectaron las troncales que conectaban a las centrales y, por ser subterráneas, fue una ardua labor localizar los puntos dañados, además de la seria avería del equipo tándem.  San Juan fue afectado en sus servicios de larga distancia, servicios especiales y el equipo de radio múltiplex se destruyó totalmente.

Con estos derrumbes 4 mil telefonistas quedaron sin lugar de trabajo, se suspendieron los servicios especiales del 01 al 09, con excepción del 08, y se canceló la comunicación en varios estados de la República.  En total fueron dañados 26 edificios y 13 centrales, suspendiendo el servicio local de 11 mil clientes. El sindicato, dirigido personalmente por su secretario general, se sumó a los trabajos de rescate, y mantuvieron la transmisión de 30 mil llamadas, trabajando horas extras sin goce de sueldo.

Miles de líneas domiciliarias resultaron dañadas por lo que se suspendió el cobro en los teléfonos públicos de alcancía. En tanto, la empresa se abocó a recuperar el servicio mediante la rehabilitación de los equipos dañados y el aprovechamiento de equipos existentes en bodega.  Además trabajó en proyectos permanentes, para establecer una configuración confiable y de alta calidad en la planta telefónica del país.

De acuerdo con la opinión de especialistas nacionales y extranjeros, la telefonía mexicana sufrió la peor catástrofe de toda la historia. A pesar del desalentador panorama, TELMEX siguió esforzándose y logró instalar el teléfono número 7 millones, así como prestar servicios a 5,476 nuevas localidades del país, con un aumento neto de 515,600 aparatos y un incremento en la planta telefónica de 256,840 líneas automáticas.

 A causa de la incomunicación que sufrió el país durante los sismos de 1985 se advirtió la necesidad de descentralizar el sistema telefónico de larga distancia en la ciudad de México y zona metropolitana, lo que se logró el 19 de agosto de 1986.

I)  HACIA UNA  NUEVA EMPRESA

Con los avances de la computación la telefonía digital vino a sustituir y a perfeccionar el sistema analógico a través de la codificación de la voz en forma binaria, a fin de manejar la información con una inusitada rapidez.  La codificación “Pulse code modulatión” (PCM) o “Modulación por impulsos codificados” (MIC), consiste en una transmisión y transcripción de información por medio de una serie de dígitos binarios.

Desde 1980 Teléfonos de México se incorporó al uso de sistemas digitales, con lo que se obtuvo:  menor sensibilidad a distorsión e interferencia; facilidad para instrumentar la conmutación; diferentes tipos de señales que pueden ser tratadas como señales idénticas en la conmutación y en la transmisión, la ventaja de transmitir en un canal digital MIC varios canales telefónicos por un mismo circuito, al utilizar 30 canales por cada dos pares telefónicos; reducción del espacio para introducir el equipo digital, que ocupa un 25 por ciento del convencional.

Un año después se puso en operación el servicio autotelefónico radiomóvil, con la empresa filial Radiomóvil DIPSA, operando en las bandas radiofónicas de 450-470 y 470-512 megahertz. Después se instalaron los primeros enlaces con fibras ópticas y se inauguró en la ciudad de Tijuana la primera central electrónica digital de larga distancia en nuestro país, de la filial Teléfonos del Noroeste.
Las fibras ópticas son delgados filamentos del material eléctrico, transparente (vidrio o plástico) que pueden guiar o confirmar la luz a través de grandes distancias.  Por su pequeñísimo tamaño, permiten reducir el espacio que ocupan los cables de pares de cobre, son inmunes a cualquier interferencia electromagnética, son de mayor calidad y confiabilidad que los conductores metálicos y no producen descargas eléctricas.

A través del satélite Morelos I  Teléfonos de México interconectó a las principales ciudades del país:  El sector rural resultó beneficiado pues un gran número de poblaciones se conecto a la red de telefonía rural y se integraron al sistema nacional.   Con el lanzamiento del Morelos II, en septiembre de 1985, durante el mes de marzo siguiente se realizó el primer enlace de telefonía rural de Bahía de Tortugas, Baja California, a la ciudad  de México.

En 1987 Teléfonos de México ofreció nuevos servicios: teléfonos públicos de alcancía con un teclado de marcación y un microprocesador digital, para ofrecer LADA 91, LADA 95 y LADA 98.  Al año siguiente se reinauguró el centro telefónico San Juan, se instaló el teléfono número 8 millones y se puso en operación el servicio LADA 800, de larga distancia automática por cobrar, destinado para la industria y el comercio.

El 26 de septiembre de ese año, durante la IX Reunión Anual de Planeación Corporativa de Teléfonos de México, en San Juan del Río, Querétaro, se llevó a cabo la primera videoconferencia telefónica entre funcionarios de la empresa y del Banco Nacional de México.  Tiempo después se puso en servicio  la central de Red Digital de Servicios Integrados (RDSI) para ofrecer, simultáneamente, una sola línea telefónica digital para transmitir los servicios de voz, datos, video y facsímil.

En diciembre de 1988 había 8.8 millones de teléfonos en servicio, lo cual ponía a TELMEX en el decimocuarto lugar internacional en cuanto al número de teléfonos instalados y siete mil comunidades mexicanas tenían servicio telefónico.  Con ello, casi  todas las comunidades de más de 2,500 habitantes  tenían, por lo menos, un teléfono comunitario.  Por otra parte, en la red de larga distancia, con 126,264 circuitos instalados, aumentó el número de llamadas, pasando de 295 millones en 1978 a 886 millones de llamadas de larga distancia en 1988.

J) LA PRIVATIZACIÓN DE TELMEX

1989 representó el inicio de una nueva etapa de desarrollo tecnológico, financiero y de servicios cuyos objetivos eran el mejoramiento de la calidad del servicio, el crecimiento y la expansión del mismo, la modernización tecnológica y la diversificación de los bienes y servicios. Como una respuesta a este reto de modernización y para competir en la venta y promoción de los servicios digitales, Teléfonos de México inició las operaciones del Centro de Telecomunicaciones Avanzadas, institución de investigación integrada por un grupo de especialistas altamente calificados en la materia.

Este centro contaba con la primera Red Digital de Servicios Integrados (RDSI) y fue constituido para funcionar como un laboratorio cuyo objetivo era desarrollar nuevos servicios.  En ese año Teléfonos de México inició su participación en el mercado de los servicios celulares a través de su filial Radiomóvil Dipsa, S. A. de C. V., para satisfacer eficazmente la demanda de los usuarios que requieren telecomunicaciones personales y tecnología de vanguardia.

En tanto, el Centro de Investigación y Desarrollo logró la aplicación de tecnología avanzada para el mejoramiento de la red nacional, diseñó sistemas y desarrolló equipos complementarios que han hecho más eficiente la operación de los ya existentes.

A fin de modernizar su actividad interna Teléfonos de México inició un programa de automatización para los procesos básicos de atención al usuario, tales como la recepción  de solicitudes de líneas y servicios, quejas y aclaraciones, reparación, instalación y cobranza.

El presente Salinas en su “Plan Nacional de Desarrollo 1989 – 1994” en lo referente a la modernización de las Telecomunicaciones señaló:  “La indispensable modernización y expansión de las telecomunicaciones requerirá de grandes inversiones, que deberán financiarse con participación de los particulares; el propósito es no distraer recursos fiscales necesarios para atender las legítimas demandas de salud, educación, vivienda y adecuación del resto de la infraestructura.

El estado ejercerá la rectoría en las telecomunicaciones e inducirá su desarrollo, mediante un nuevo marco regulador que tenga en cuenta el cambio tecnológico habido en los últimos años.  La regulación dará la debida seguridad jurídica a los participantes en el sector”.

En septiembre de 1989, el gobierno federal anunció su intención de privatizar Teléfonos de México, vendiendo su participación en el capital de la empresa y facilitando así el proceso de modernización de las telecomunicaciones en nuestro país.

Pues el desarrollo tecnológico modificó las condiciones tradicionales de organización existentes en el sector y varios países cuyas telecomunicaciones estaban bajo un régimen de propiedad estatal, procedieron a abrirlas a la competencia y a encomendar la parte medular de ellas al sector privado.

Las condiciones fundamentales que se persiguieron con la privatización de TELMEX, establecidas por el licenciado Carlos Salinas de Gortari fueron: Mantener la soberanía del Estado en el sector; Conservar la mayoría del capital en manos de empresarios mexicanos; Garantizar la expansión continua de la red; permitir la participación de los trabajadores en el capital de la empresa; Elevar la calidad del servicio hacia niveles internacionales; Fortalecer la Investigación y el desarrollo tecnológico.

La condición  de que se mantuviera el control mayoritario de la institución en manos de empresarios mexicanos requirió el diseño de una nueva estructura accionaria que, sin modificar los derechos de los accionistas existentes, permitiera simultáneamente una amplia participación de inversionistas extranjeros.  Las instalaciones de TELMEX fueron visitadas por 23 empresas nacionales y extranjeras.

El 15 de noviembre de 1990 se recibieron ofertas de tres grupos encabezados por empresarios mexicanos.  Finalmente, en estricto apego al calendario dado a conocer públicamente, y después de una cuidadosa homologación de las posturas, el gobierno federal anunció el grupo ganador el 9 de diciembre.  Consorcio está integrado por el Grupo Carso, Southwestern Bell International Holdings y France Cables et Radio.

Grupo Carso, S. A. de C. V., es una controladora diversificada, que cuenta con una capacidad, demostrada en la administración de empresas que operan en mercados altamente competitivos, tanto en el ámbito nacional como en el internacional.  Sus principales áreas de operación son los productos de consumo, tiendas departamentales y restaurantes, construcción y exportación. France Cables et Radio es una empresa filial de France Telecom.

Este grupo opera 28 millones de líneas telefónicas y cuenta con más de cinco millones de abonados a su sistema de videotexto. France Telecom logró triplicar la red francesa en sólo diez años y fue el primer operador en el mundo que comercializó la Red Digital de Servicios Integrados.  Southwestern Bell International Holdings es una subsidiaria de Southwestern Bell Corporation, que cuenta con 66,700 empleados y administra 12 millones de líneas telefónicas en los Estados Unidos.

La participación en TELMEX de estos socios tecnólogos es garantía para que el país pueda desarrollar una res de telecomunicaciones más moderna que impulse el progreso económico de México. También abre la puerta a una revolución tecnológica que sólo ha multiplicado las formas posibles de acceso a los últimos avances en materia de telefonía sino que a la vez ha modificado dramáticamente sus costos.


TELMEX EVOLUCIONA
Con la privatización de Teléfonos de México (TELMEX) se esperaba  alcanzar la modernización, el crecimiento y la más alta calidad de servicio en un sector clave para la eficaz incorporación de México a la economía internacional.

Simultáneamente, se buscaba aliviar la presión sobre las finanzas ante un programa urgente de cuantiosas inversiones.  Un estricto régimen regulatorio, que emana de la modificación del Título de Concesión, y bajo la supervisión permanente de las autoridades nacionales mantienen a la Empresa en apego a los compromisos establecidos con el gobierno federal, por lo que se debe impulsar la elevación, acelerada y firme, de los estándares de servicio hasta alcanzar niveles semejantes a los internacionales.

Uno de los elementos decisivo en la modernización de Telmex consiste en elevar los conocimientos y las capacidades del personal en todos los niveles de responsabilidad. Para ello se contempló la adaptación de los sistemas y tecnologías más avanzados a las necesidades específicas de la empresa y del país.

De esta  forma, en el segundo semestre de 1991, se puso en operación el Instituto Nacional Tecnológico, parte medular de este esfuerzo.  De modo análogo, se avanzó en la creación y fortalecimiento de los talleres de prueba, laboratorios y centros de investigación y desarrollo.

La organización y las estructuras administrativas y operativas cambian y se adecuaron para conseguir una atención eficiente a los usuarios, ya que la demanda fue el factor determinante para fijar la dirección y los ritmos de expansión y diversificación de los servicios.

Todo ello, junto con la incorporación de tecnologías avanzadas, permitió enriquecer la calidad y la magnitud de la oferta de los sistemas vertebrales de comunicación hasta convertirlos en factor de aliento para el desarrollo interno y al comercio exterior del país.

El objetivo era ofrecer servicios de alta calidad a través de una de las infraestructuras tecnológicas más amplias y avanzadas, y contando con los trabajadores de TELMEX, hacer que los clientes obtengan soluciones prácticas, integrales y eficientes.

10 MILLONES DE LÍNEAS
Desde su privatización y a lo largo de estos últimos ocho años, la Empresa ha continuado con pasos seguros en la consolidación de sus productos y servicios, además, de estar acercándose firmemente hacia la internacionalización. TELMEX tiene la  fortaleza para enfrentar retos cada vez mayores porque ha consolidado una planta laboral capacitada y en creciente desarrollo, porque cuenta con un equipo directivo capaz, porque sus finanzas son sanas y porque día con día sus trabajadores se esfuerzan por brindar al Cliente todas las ventajas que les ofrece TELMEX, además de que su evolución ha requerido inversiones de más de 17 mil millones de dólares.

Al finalizar 1998, TELMEX suministraba servicios de telecomunicaciones a 24 mil 711 poblaciones de todo el territorio nacional y, a un ritmo de instalación de 4 mil líneas diarias, se llegaron a sumar 10 millones de líneas en servicio.

En 1991, se inició la construcción de la Red Nacional de Fibra Óptica de Larga Distancia, que enlaza a 54 ciudades del país a través de más de 37 mil kilómetros de cable de fibra Óptica, que pueden transmitir 270 mil conferencias de larga distancia simultáneamente.  Lo que constituye la columna vertebral de la red de telecomunicaciones de larga distancia.

Con la modernización de la red de larga distancia, se desarrollaron los servicios multimedia, integrando tecnologías y permitiendo la interacción simultánea de cada uno de ellas.  Por lo que desde 1992, TELMEX proporciona el servicio de videoconferencia, denominado Video Enlace Digital, a empresas e instituciones que requieren comunicarse con varios puntos en México o en el mundo, ya que cuenta con 100 salas de Videoenlace ubicadas en las principales ciudades del país, que a su vez están enlazadas en salas de 42 países.

Un paso fundamental para la prestación de este servicio fue la introducción de nuevos protocolos de transmisión, que facilitaran el manejo de diversas tecnologías.  Dos de estos protocolos  son el SDH (Syncronous Digital Hierarchy) y el ATM (Asynchronous Transfer Mode) que permiten la transmisión a alta velocidad y manejar, al mismo tiempo, señales de voz, datos e imágenes.

Por otra parte, TELMEX emprendió un ambicioso programa de modernización en los Centros de Tráfico por Operadora y puso a funcionar 39 Centros Digitales de Tráfico Avanzado en las principales ciudades del país con 420 posiciones digitales computarizadas, que sustituyeron a los viejos conmutadores con más de 30 años de antigüedad.

En los primeros cinco años casi se duplicó la cobertura total de la Red.  Se sustituyeron las centrales analógicas y electromecánicas con equipos digitales, logrando que la planta telefónica de las ciudades de México, Monterrey y Guadalajara fueron 100 por ciento digital.

En las principales ciudades del país se pusieron en operación centros de Atención Telefónica a Clientes, con los servicios de reportes por fallas y de información, mediante la introducción de posiciones digitales por operadora; este importante cambio se realizó en 1991 para el 04 (hoy 040), y a partir de 1995 para el 05 (ahora 050).

Cumpliendo con el programa Trianual de Crecimiento para el año 1993 se habían instalado 2,266,380 líneas telefónicas más, logrando un crecimiento del 42.3 %. TELMEX tenía operando ya 7,620,880 líneas y una densidad de 8.7 líneas por cada 100 habitantes.

Cumpliendo con el programa Trianual de Crecimiento para el año 1993 se habían instalado 2,266,380 líneas telefónicas más, logrando un crecimiento del 42.3 %. TELMEX tenía operando ya 7,620,880 líneas y una densidad de 8.7 líneas por cada 100 habitantes.

En 1993 se sustituyeron 952,369 líneas en servicio con tecnología obsoleta por tecnología digital, mejorando la calidad del servicio y modernizando la planta telefónica. Con ello TELMEX alcanzó un 65 % de digitalización de la planta telefónica. Durante el proceso de actualización también se sustituyeron todas las centrales electromecánicas y analógicas más antiguas en el país.

En 1993 el sistema telefónico registró un aumento de 867,228 líneas; un crecimiento del 12.8% con respecto al año de 1992 cumpliendo con los objetivos de crecimiento trazados en el Plan Trianual. La red exterior se amplio mediante la construcción de 9,861 kilómetro–ducto–vía de canalización, asimismo se construyeron 1,202,760 pares principales y 1,556,435 pares secundarios

Con el fin de incrementar la capacidad y confiabilidad de la red de L. D., en 1993 se instalaron 8,701 kms. de fibra óptica, lo que generó que miles de clientes pudieran cursar mensajes de voz, datos e imagen eficientando sus procesos de comunicación.

Ese mismo año se inicio la construcción del cable submarino Columbus II. Este tendido de cable de fibra óptica uniría al continente americano con el europeo y mejoraría los  enlaces de telecomunicaciones con el resto del mundo.

En 1993 se construyeron y pusieron en servicio 21,418,000 kilómetros - circuitos para el manejo de tráfico de L. D. nacional e internacional lo que demostró que nuestra  Empresa frente al reto de modernización comprometido con el Gobierno y la sociedad mexicana. Como resultado de la expansión del sistema telefónico se consolidaron las estrategias de crecimiento y calidad de servicio expuestos en el Plan Trienal de Desarrollo.

En 1993 la comercialización de los servicios de la Red Digital Integrada se extendió de tal modo que el número de accesos alcanzados fue de 218,635 llegando a la cifra de 1,700 usuarios conectados. La conexión de los enlaces se realizó a través de las redes locales digitales de fibra óptica, red satelital o circuitos privados, eficientando el servicio telefónico exponencialmente. TELMEX se ubicaba como una empresa mexicana líder en telecomunicaciones.

Continuando con el ambicioso programa de modernización y crecimiento del servicio telefónico, en 1994 nuestra Empresa sustituyó 1,009,437 líneas analógicas por digitales y amplió la red exterior a través de la construcción de 13,110 kilómetros ducto – vía de canalización

En ese mismo periodo se comenzaron a construir las Redes Opticas Flexibles (ROF) en diversas ciudades del país, con lo cual atendieron las necesidades de telecomunicaciones a altas velocidades de los grandes usuarios. Al final del año más de 75 edificios corporativos ya se comunicaban por medio de esta tecnología.

En 1994 fue puesto en operación el Sistema de Cable Submarino de Fibra Optica Columbus II, el cual permite la comunicación eficiente entre México con E.U.A., Europa y el resto del mundo dando al sistema telefónico la posibilidad de transmitir imágenes, datos y voz con nitidez a grandes velocidades. Para el desarrollo del Proyecto Columbus II se trabajo con 62 corporaciones a nivel mundial, siendo el proyecto liderado por TELMEX conjuntamente con otras 4 empresas de telecomunicaciones internacionales.

Durante 1994, nuestra empresa  prosiguió con los proyectos de construcción  de la Red de Fibra Optica de larga distancia, misma que permitió enlazar a las 54 ciudades más importantes del país. Al final de ese año existían 12,164 kilómetros de red troncal y 971 kilómetros de anillos urbanos. Esta nueva red de fibra óptica permitió el aumento del tráfico telefónico tanto de larga distancia nacional como internacional.

En 1994 se instalaron casi 40 mil  aparatos de telefonía pública de los cuales 11,360 fueron LADATEL PLUS, aparatos que cuentan con una tecnología que se activa mediante tarjetas de débito  de  microchip.

Con una densidad de 2.4 aparatos de telefonía pública por cada 1,000 habitantes nuestra Empresa se incorporaba al mundo de las tecnologías de vanguardia y fomentaba mejores oportunidades de comunicación para miles de mexicanos que no contaban aún con una línea telefónica en su domicilio.

En 1994 entraron en operación dos Centros de Recuperación de Adeudos, con el objetivo de recuperar y de depurar los adeudos de los clientes, así como mejorar la atención e imagen hacia el público, mediante la centralización de la gestión de cobranza y construcción de un sistema de administración de cuentas no pagadas.

Para 1994, TELMEX ya prestaba el servicio de videoconferencia a través de 14 salas instaladas en las ciudades de Cuernavaca, Celaya, Chihuahua, Hermosillo, Puebla, Distrito Federal, Guadalajara, Mérida, Monterrey, Ciudad Juárez, Tijuana y Mexicali, las cuales estaban acondicionadas para proporcionar los servicios de videoenlace local, nacional e internacional con una cobertura hacia 42 países. La videoconferencia fue un gran detonador en la capacitación que ayudó en la modernización de la planta telefónica de nuestra Empresa.

En 1994 se concluyó la plataforma para introducir el servicio de Videotexto, el cual se basa en un sistema interactivo de comunicación de textos y gráficas, a fin de proporcionar un servicio público de consulta a diferentes  bases  de  datos, así como efectuar transacciones a distancia y por correo electrónico.

Paralelamente se instalaron los servicios de información de directorios (01 y 04) en las posiciones digitales de operadora, con el objeto de sustituir los servicios que ofrecían las posiciones analógicas así como efectuar transacciones a distancia y por correo electrónico.

Paralelamente se instalaron los servicios de información de directorios (01 y 04) en las posiciones digitales de operadora, con el objeto de sustituir los servicios que ofrecían las posiciones analógicas.

Ambas empresas acordaron ofrecer una amplia gama de servicios con transparencia y funcionalidad para los mercados empresariales, de consumo y  operadores de tráfico que incluían servicios de voz, video, datos, redes, servicios de tarjetas de viajero y transferencia de tecnología entre México y Estados Unidos.

En 1994 nuestra Empresa realizó importantes alianzas estrategias con grupos tecnológicos vanguardistas a fin de incrementar la disponibilidad de servicios y  productos hacia los clientes. El primer convenio se celebró con el grupo Televisa en la participación minoritaria de Cablevisión, S. A. de C. V., principal empresa por cable del país cuyo propósito fue mejorar y acrecentar los servicios de cable mediante el uso de la red de TELMEX. Después celebramos una alianza con Red Uno cuya sociedad tiene como finalidad ofrecer una solución integrada de redes, sistemas de telecomunicación, información y software.

En 1994, el Instituto Tecnológico de TELMEX impartió 12,101 cursos atendiendo con ello a 114,113 participantes,  lo que  representó un índice de 14 días promedio de capacitación por empleado, de los más altos en todo el país. La capacitación que se ofreció fue principalmente dirigida hacia la Atención al Cliente, Comercial, Planta Exterior, Transmisión y Conmutación, áreas por demás básicas para el mejor desempeño de los trabajadores de TELMEX ante el proyecto de modernización.

En septiembre de 1995, TELMEX concluyó la introducción del nuevo Sistema Automatizado de Reporte 05, conocido como  CALRS (Centralized Automates Loop Reporting System),    para  atender   los reportes por falla en el servicio  de los clientes de la zona metropolitana  de  la  Ciudad  de  México.   Este sistema contó con 257  posiciones computarizadas de operadora, enlazadas a los 21 Centros Operativos que existían en ese tiempo, para realizar desde el teclado pruebas de las líneas reportadas con fallas dando al cliente una solución más rápida y eficiente.

En 1995 inició sus operaciones el Centro de Administración de la Red en la ciudad de México, de entonces a la fecha, se ha abierto un CAR en siete ciudades importantes del país.  Los CAR´S son centros avanzados de monitoreo y análisis que permiten establecer un control más estricto de todos los elementos que conforman el sistema telefónico, supervisando la operación de las centrales telefónicas, para poder detectar oportunamente fallas en las mismas, así como en equipos de transmisión y de fuerza y clima con el fin de reducir tiempos de atención y solución de problemas.

Asimismo, se renovó la Red Local de Planta Exterior en los distritos telefónicos más afectados por el paso del tiempo y la falta de mantenimiento.  Se puso en operación la Señalización por Canal Común No. 7 que es un protocolo de comunicación de datos a alta velocidad que posibilita la optimización de la red telefónica y la introducción de una plataforma de servicios avanzados de telecomunicaciones en forma masiva.  Este sistema ya obtuvo la certificación ISO 9002.

Para diciembre de este año entró en operaciones el Sistema Trasatlántico de Cable Submarino Columbus II, capaz de transmitir señales de voz, datos e imágenes con 23 mil canales, pudiendo manejar 320 mil llamadas a una velocidad de 565 megabytes por segundo por cada par de fibras.
También se creó el Centro Nacional de Supervisión de la Red de Larga Distancia, en Querétaro, cuyas instalaciones fueron puestas en operación en 1995 y en 1997 recibió la certificación ISO 9002.  A través de este centro se controla y vigila, en forma permanente y confiable, el estado técnico del sistema de larga distancia, la operación y mantenimiento, la corrección de averías, la prevención  de siniestros, el suministro del servicio y la expansión de la red misma.

Durante 1995 se implantó el Proyecto de Integración de Sistemas de Atención al Cliente (PISA) cuyo objetivo es tener en un solo  sistema  todas  las  funciones y  procesos  informáticos de   TELMEX   donde   estén registrados   todos  los  datos  del cliente relativos a su facturación y al registro de líneas.  Este   sistema  se instrumentó en las ciudades de Monterrey y Chihuahua y su implantación ha permitido  que  las oficinas comerciales cuenten con el sistema  de “ventanilla única” para realizar cualquier trámite.

El año 1995 marcó una nueva etapa en el plan comercial de TELMEX ya que se comenzó con los programas de promociones especiales de descuento en el servicio de  larga distancia en días como el 14 de febrero, 10 de mayo, 25 de diciembre, así como los fines de semana del mes de septiembre para conmemorar los 30 años de la introducción del servicio de larga distancia (LADA).

En 1995 se inauguró la Red Universal de Teléfonos de México, UNINET, la cual proporciona los servicios de enlace multiprotocolo nacional e internacional con altas capacidades de enrutamiento y conmutación de paquetes; además de permitir las funciones de conectividad de LAN a LAN (local Area Network), de servidor a servidor, transferencia de archivos, terminales virtuales, correo electrónico, conversación de protocolos, videoconferencia y acceso a internet.

En abril de 1995 se realizó el lanzamiento comercial de la tarjeta telefónica TELCARD. Esta tarjeta ha permitido a nuestros clientes realizar llamadas telefónicas de larga distancia nacional e internacional desde y hacia más de 80 países con cargo al recibo telefónico. A finales del mismo año ya se habían distribuido 214,097 tarjetas Telcard.

Durante 1995 se emprendió un profundo esfuerzo de reorganización y cambio en  la   cultura   laboral  a través de la descentralización de la organización en dos sentidos: la comercialización y la operación de los servicios. Para ello se establecieron 10 nuevas Divisiones (7 foráneas y 3 metropolitanas en la ciudad de México), las cuales se encargan en forma integral de los procesos de comercialización de servicios, operación de la infraestructura y administración de los recursos humanos y materiales.

Con la creación de las Direcciones Divisionales en 1995, se consolidaron las áreas regionales de Operación y Comercial. La creación de la subdirección comercial representó un cambio fundamental en la organización, ya que ella es  la encargada de todos lo relacionado con la comercialización y atención a los clientes por segmentos específicos de mercado divididos en grandes clientes, mercado masivo, larga distancia y telefonía pública, también se encarga de detectar las necesidades de servicio de los clientes.

Con la creación de las Direcciones Divisionales en 1995, también se consolidó el área Operación. Las subdirecciones de operación están encargadas del funcionamiento, mantenimiento y reparación de la infraestructura tecnológica. Las divisionales cuentan también con las áreas de apoyo de Recursos Humanos, Administración y  Comunicación.

En enero de 1996 TELMEX se ubicó, nacional e internacionalmente, como una empresa completa y sólida de telecomunicaciones, ante la apertura a la competencia, en el mercado de larga distancia.  La participación de mercado de la Empresa, en términos de líneas, en servicio de Larga Distancia en las 100 ciudades en competencia al finalizar 1998, fue de 79.2 por ciento, en comparación con 74.8 obtenido al cierre de 1997.

Como parte de la modernización de TELMEX, en 1996 se instalaron nuevos cajeros de Autopago en diversos  puntos de  la ciudad de México y en otras poblaciones del país. Asimismo, en los Centros de Atención a Clientes (CAC´s) se pusieron en servicio video - teléfonos para atender las aclaraciones de nuestros clientes; cajeros automáticos con atención las 24 horas;  accesos a internet y áreas de descanso y café.

En el marco de la apertura a la competencia en 1996, TELMEX creó áreas especializadas para la  atención de los operadores de larga distancia a fin de ofrecerles servicios de alta calidad y eficiencia, tales como el Centro de Atención  Operadores de Telecomunicaciones CAT y el Centro de Atención Comercial a Operadores de Telecomunicaciones (CAO), requiriendo una inversión de 550 millones de dólares y la participación de más de 500 empleados.

La entrada de la competencia en Larga distancia en 1996 implicó para TELMEX, un gran esfuerzo técnico y humano que significó  la ampliación  y  adecuación de la planta telefónica para interconectar los equipos de los nuevos operadores de larga distancia, instalar nuevos sistemas de señalización y protocolos de comunicación, así como sistemas de facturación y centros de atención especializada. Nuestra Empresa demostró, una vez más,  que los telefonistas somos personas de resultados.

Al finalizar 1996, se hizo el lanzamiento de Internet Directo, producto que ofrecía a los clientes residenciales acceso a la red mundial de Internet, con toda la gama de posibilidades para buscar información, hacer negocios, disfrutar de diversos entretenimientos y compartir intereses comunes con otras personas en cualquier parte del mundo.

Durante 1996 TELMEX continuó el crecimiento y la modernización de la planta de telefonía pública instalándose 25,552 aparatos activados por tarjetas de prepago con la tecnología de microchip, de los cuales 1,677 operaban a través de la tecnología celular.  Con ello, se abrió un nuevo campo para la expansión de este tipo de servicio  inalámbrico  con la ventaja de compatibilidad en el uso de la tarjeta LADATEL. Al final de este año se tenían instalados en todo el país 240,239 aparatos.

Como una ampliación de la estrategia de promociones especiales de descuentos en servicios de larga distancia en fechas específicas a través de nuestra marca LADA, en  1996 se ofreció a nuestros clientes residenciales el PLAN LADA AHORRO, el cual otorgó descuentos hasta un 20% de acuerdo a sus consumos de L. D.

Para los clientes comerciales, TELMEX lanzó el PLAN LADA UNION EMPRESARIAL, mediante el cual los clientes suscritos en él se podían beneficiar con descuentos entre el 25 y 38 % de acuerdo a su nivel de facturación
Durante 1997, TELMEX experimentó un importante cambio al iniciarse una intensa    competencia en el mercado de larga distancia, el único rubro que la Empresa operaba temporalmente en forma exclusiva.

El éxito del proceso de apertura en el mercado de larga distancia en México, tuvo como principal factor el compromiso de TELMEX hacia cada una de las obligaciones adquiridas desde el momento de privatización en diciembre de 1990. Los resultados mostraron que en 1997 más del 75 % de nuestros clientes en las 60 ciudades en competencia decidieron continuar con TELMEX.

Para 1997 TELMEX había invertido más de 13 mil millones de dólares en la modernización, expansión y diversificación de la planta telefónica, bases para  que hoy  contemos con la mejor y más amplia infraestructura telefónica certificada con estándares internacionales de calidad y eficiencia

En 1997, la red de Larga Distancia de TELMEX ya era 100 por ciento digital y el 90 por ciento de las más de 9 millones de líneas locales operaban a través de las centrales digitales. También en este año se transformó el recibo telefónico para hacerlo más claro y completo además de facilitar la identificación precisa de los cobros por diversos conceptos y servicios.

En 1997 se retomó el ritmo de crecimiento de líneas telefónicas con  4.8% más en relación a 1996, además de poder ofrecer servicios  como identificador de llamadas y paquetes de servicios propios de la tecnología digitales tales como 3 a la vez, llamada en espera y sígueme.

También es ese año se lanzó al mercado Internet Directo Personal para clientes residenciales, ofreciendo la mejor cobertura y tecnología disponible en el país. TELMEX  cuenta ya con la más amplia red de telefonía pública, que para 1998 alcanzó un total de 231 mil 873 aparatos instalados que funcionan con tecnología chip, cifra 46.9 por ciento superior a la registrada en 1997.

Actualmente, 360 Centros de Atención TELMEX ofrecen atención integral: recepción de pagos, contrataciones, área de tienda, videoaclaraciones, acceso a Internet, cajero automático para pagos las 24 horas y sala de espera, en modernas y cómodas instalaciones, más cercanas al cliente.

Como parte de la visión a largo plazo de construir una infraestructura de telecomunicaciones de clase mundial, en 1998 se puso en marcha el proyecto Cable Submarino Mar de Cortés, para integrar a Baja California a la Red Nacional de Fibra Óptica.

También en 1998, se realizaron las gestiones necesarias para que, mediante la Certificación ISO 9002, se reconociera el nivel de calidad internacional que posee el Centro de Atención al Mercado Empresarial de TELMEX. Esta certificación complementa el esfuerzo de calidad de clase mundial previamente alcanzado por el Centro Nacional de Supervisión de la Red de Larga Distancia, la Red Inteligente y el Sistema de Señalización por Canal Común No. 7.

En 1998, Telmex intensificó sus esfuerzos para el mejoramiento del sistema de facturación y la creación de herramientas de manejo y control de esta información para nuestros clientes. De esta manera, se puso a disposición del público a nivel nacional el nuevo recibo telefónico y el servicio medido detallado, así como la consulta en internet.

Durante 1998 se inició la comercialización del servicio de control de consumo telefónico local, con las tarjetas prepagadas TELMEX Precisa, las cuales permitían al cliente hacer uso de su servicio telefónico y determinar por anticipado el monto de su consumo. En ese año el 48% de nuestros clientes residenciales pagaban sólo la renta básica, es decir, su consumo era inferior a 100 llamadas locales, lo que convirtió al servicio telefónico suministrado por TELMEX en uno de los más accesibles internacionalmente.

Con el objetivo de darles un mejor servicio a nuestros clientes empresariales, en 1998 se introdujo el sistema de análisis de facturación denominado Si@na. Este servicio permite tener acceso a la base de datos del consumo de sus servicios con tan sólo 4 horas de diferencia en nuestros sistemas.

En 1998, el Gobierno Federal llevó a cabo la subasta de Bandas de Frecuencia del Espectro Radioeléctrico para el mercado de telefonía local, que siempre había estado abierto a la competencia.  TELMEX participó en esa licitación y obtuvo la concesión de frecuencia para la prestación de diversos servicios inalámbricos en todo el país, lo que le ha permitido ampliar la oferta de servicios a clientes y complementar la capacidad de transmisión de la Empresa.

En 1998, Telmex respetuoso de las disposiciones regulatorias para fomentar el desarrollo de la competencia en todos los campos de las telecomunicaciones del  país, logró la intercomunicación en los tiempos preestablecidos.  Con  el  enlace  de 40 ciudades más, nuestra  Empresa  llegó a un total de 100,  en las que se encuentran el 82.8 % de las líneas en servicio. En 1998 en el mercado de larga distancia se recuperó e incremento el número de clientes en todos los segmentos para LADA.

En términos de líneas, la participación de mercado de larga distancia en las 100 ciudades en competencia la finalizar 1998 fue del 79.2%, 5 puntos más en comparación del obtenido al cierre de 1997 que era de 74.8 por ciento. Sin embargo el volumen de tráfico internacional asociado a llamadas entrantes se vio severamente afectado por la aplicación de prácticas como “by pass” que algunos de los operadores de servicios de telecomunicaciones realizaron violando los acuerdos regulatorios de la autoridad gubernamental.

Durante 1998 nuestra Empresa ofreció servicios integrales de telecomunicaciones a medida de las necesidades de los clientes, desde servicios de telefonía rural en las poblaciones más alejadas del país, hasta la atención a las corporaciones multinacionales con grandes necesidades de comunicación global. De esta forma, los negocios de telefonía celular, telefonía pública, transmisión de datos y acceso a internet, se han convertido en generadores de crecimiento para TELMEX.

En 1998 se incrementó el número de aparatos de telefonía pública con tecnología chip para campo y se mejoró la red de distribución de tarjetas prepagadas LADATEL. La telefonía Pública representó para TELMEX una oportunidad para satisfacer las necesidades básicas de comunicación, de tal forma que hoy en día las tarjetas se encuentran disponibles para su adquisición en diversos lugares de todo el país.

En 1998, mediante la tecnología chip, que permite la operación eficiente y complementada de nuevos programas como el de la telefonía comunitaria TELMEX enfocó sus esfuerzos para aumentar el servicio de telefonía pública a nivel nacional con el Ladafón Teléfono Compartido. Este tipo de tecnología está dirigida a grupos de personas que cohabitan en edificios, mercados, lugares públicos, etc., a fin de comunicar al mayor número de mexicanos entre sí y con el resto del mundo.

La demanda de servicios de transmisión de datos de alta capacidad por parte de los clientes empresariales, permitió que los servicios de LADA - enlaces creciera 40.2 % para llegar a un total de 71 mil 285 conexiones final de1998. El crecimiento y constante actualización tecnológica de nuestra red de datos conmutada UNINET, ha constituido una prioridad para TELMEX, lo que nos permite mantener una oferta amplia de servicios de voz y datos para nuestros consumidores.

Consciente de la importancia de Internet en la era de la información, TELMEX adquirió una participación accionaria de 18.9% de Prodigy Communications Corporation, empresa dedicada a brindar servicios de internet en el mercado norteamericano, con presencia en más de 600 ciudades y 671 mil clientes al finalizar 1998. Cabe mencionar que en ese mismo año, Internet Directo Personal mostró un crecimiento de 325.3 %, al suministrar servicios de acceso a 146 mil 380 clientes en 754 ciudades del país, mientras que Uninet proporcionó internet a 331 corporativos.

En septiembre de 1998 la estrategia de internacionalización de TELMEX se materializó con el inicio de operaciones a través de diversas alianzas y asociaciones con operadores de telecomunicaciones de Estados Unidos. También se formó un contrato de asociación con LUCA, S. A. de Guatemala con el objetivo de dirigir la operación de las telecomunicaciones de TELGUA, sociedad que permitió a TELMEX adquirir el 49 por ciento de las acciones.

En 1988 y dentro del programa de expansión de TELMEX a otras fronteras de nuestro continente se adquirió la compañía de Telecomunicaciones de Guatemala, S. A., Adicionalmente se procedió a la compra del 51 % de las nuevas subsidiarias de TELGUA que se establecieron para los negocios de telefonía inalámbrica, transmisión de datos, directorios telefónicos, servicios de telemercadeo y telefonía pública.

Durante 1999, TELMEX atendía 10 millones 878 mil 155 líneas alámbricas en servicio, resultado de un millón 425, 346 instalaciones y 474,070 desconexiones, es decir, un incremento de 9.6 % anual.  El total de servicios de valor agregado utilizados por estos clientes, tales como llamada en espera, 3 a la vez, sígueme e identificador de llamadas, ascendió a 2 millones 70 mil 133, lo que reflejo un crecimiento del 65. 4 % con respecto a 1998.

En febrero de 1999 se inició el proceso de cambios de marcación para las llamadas locales. En julio de ese año comenzó el proceso de consolidación de las áreas de servicio local, creadas para estructurar de manera eficiente los diversos grupos de central existentes. También en el 99, la competencia telefónica local inició sus operaciones. Una vez más, al igual que cuando comenzaron los operadores de larga distancia, TELMEX cumplió en tiempo y forma con cada uno de los requisitos que las autoridades fijaron para este proceso.

En 1999, el tráfico facturado de larga distancia internacional ascendió a 4 mil 192 millones de minutos, lo que significó un volumen de 27.6 %, superior al del año anterior. Este ritmo de crecimiento estuvo afectado negativamente por el tráfico de ¿by pass?. En cuanto al tráfico de larga distancia nacional se acumuló 10 mil 419 millones de minutos y un crecimiento anual del 14.8 %. El incremento en tráfico fue el resultado del mayor número de líneas en servicio y también del número de llamadas por líneas.

Durante 1999 y de acuerdo con lo establecido en el proceso de apertura comercial de la larga distancia, se incorporaron 50  ciudades adicionales, para llegar a 150 ciudades en competencia. En ellas se encontraban el 83 % de las líneas alámbricas de TELMEX. Según los datos proporcionados por la NCS, empresa independiente que realiza el proceso de verificación en los cambios de operador telefónico de L. D. El 85% de los clientes de esa ciudades realizaron de 1997 a 1999, 13 millones 973 mil 45 cambios de operador.

Como parte de la estrategia de universalización del servicio telefónico en nuestro país, en 1999 TELMEX introdujo Ladafón Teléfono Compartido que consiste en la instalación de un teléfono (alámbrico o inalámbrico) en conjuntos habitacionales y otros lugares comunitarios, con sistema de prepago, operado vía red inteligente. La instalación no implica costo alguno o gasto de renta mensual para los usuarios; se trata de un servicio de uso compartido por varias familias y permite la entrada de llamadas.

Con el fin de ampliar las posibilidades de comunicación en el territorio nacional, así como favorecer un entorno competitivo, TELMEX proporcionó el soporte necesario para la operación de las diversas empresas que ofrecen servicios de telefonía pública. En diciembre de 1999, estas empresas contaban con 7 mil 225 teléfonos en operación. No obstante, TELMEX también incrementó su cobertura de telefonía pública en las poblaciones más alejadas del país con los programas ¿Ponga su Línea a Trabajar, telefonía compartida y telefonía pública rural cerrando 1999 con 76 mil 721 aparatos.

A través del tiempo, Telmex se ha transformado de una empresa orientada a los servicios de voz, en una empresa capaz de proporcionar opciones multimedia, complementando sus capacidades en Internet, a fin de desarrollar una estrategia que le permita satisfacer las crecientes demandas de acceso y contenido.

A finales de 1999, nuestra Empresa brindaba servicio de acceso a internet a 402 mil 754 clientes, logrando un crecimiento anual del 175.1 % con 256 mil 374 nuevos usuarios incorporados en ese año.

En junio de 1999, se lanzó la oferta denominada “Prodigy Internet Plus”; con este paquete el cliente tiene acceso a Internet por dos años y uso ilimitado de tiempo para navegar por la red, página personal web, cuenta de correo electrónico y una computadora con sistema multimedia. El número de paquetes Prodigy Internet Plus vendidos fue de 109 mil 47, es decir 42.5% de los usuarios incorporados en 1999 eligieron esa opción. Ese mismo año se agregaron 42 ciudades a las 75 ya existentes con cobertura, lo que representó un 56 % de incremento con respecto a 1998, finalizando el año con 117 ciudades.

Con el objeto de contribuir activamente al desarrollo de la cultura digital, en 1999 TELMEX firmó un convenio con el Media Laboratory de Instituto Tecnológico de Massachusetts (Media Labs) para realizar investigación y desarrollo de tecnología; establecer un laboratorio de investigación enfocada a proyectos con aplicaciones para México y Latinoamérica (Telmex Lab); contar con acceso a toda información de proyectos del Media Labs y formar a investigadores y desarrolladores de tecnología.
Durante la transición al año 2000 y conforme a lo previsto, la red de TELMEX y todos sus componentes funcionaron normalmente antes, durante y después del tránsito informático al nuevo siglo.

El éxito fue el resultado del trabajo que, desde 1997, realizó el grupo TELMEX año 2000 (TA2K), para garantizar la continuidad en los servicios a los clientes de todo el país; la inversión del proceso fue cercana a los 33 millones de dólares. A partir de la privatización en 1990 y hasta el 1999, TELMEX había invertido más de 18 mil millones de dólares en la consolidación de su infraestructura de telecomunicaciones, la cual constituye la base para atender a sus clientes y ofrecerles servicios y productos de calidad mundial, ya que tanto los clientes corporativos como los residenciales, más que un proveedor, buscan un socio en telecomunicaciones que los comunique de manera eficaz entre ellos y con el mundo.

Telmex ha invertido constantemente, tanto en su infraestructura y sistemas, como en la formación y desarrollo de su personal, para transformar esa plataforma en productos y servicios que satisfagan las diversas necesidades de telecomunicaciones de los clientes. De ahí que al finalizar 1999, las redes local y de larga distancia se encontraran digitalizadas al 99.6 % y 100% respectivamente.

En 1999, Telmex lanzó la Red Universal que representa la plataforma tecnológica necesaria para proporcionar al mercado mexicano la nueva generación de servicios requerido para el desarrollo empresarial.  Integra los servicios de voz, datos, video e internet y ofrece a nuestros clientes la capacidad necesaria para desarrollar las nuevas aplicaciones y exigencia del ambiente comercial y de servicio al cliente.

Desde que el INTTELMEX fue constituido en 1991 y hasta finales del año 99 el número de asistentes a cursos impartidos por este organismo académico fue de 882 mil 279 hombres - curso, lo que representó un promedio de 2 cursos por empleado cada año con una duración de 9 días de capacitación, parámetros competitivos a nivel internacional. El objetivo del Instituto fue crear una estrategia de modernización humana.

La expansión de la empresa en el mercado internacional se intensificó en 1999 y llevó a Telmex a incursionar en otros países, estableciendo alianzas estratégicas con socios locales para apuntalar sus objetivos de largo plazo. En el caso de Internet, Telmex ha enfocado su plan de negocios en 2 iniciativas: la de acceso a través de Prodigy Communications Corporation (prodigy) y la del contenido, asociado con Microsoft Corporation en el desarrollo de un portal para el mercado hispano.

Durante febrero de 1999 Prodigy realizó una oferta pública de acciones comunes; en paralelo a esta oferta, TELMEX compro dos millones de estas mismas acciones. Para fortalecer el liderazgo de Prodigy como proveedor de acceso a internet en Estados Unidos, y en alianza con SouthWestern Bell Company, plantearon una estrategia para atender las necesidades de los segmentos masivo y de pequeños negocios que eventualmente los podría posicionar como una de los proveedores líderes de Digital Subscriber Line en ese país.

Al finalizar 1999, Prodigy contaba con un millón 115 mil 933 usuarios en Estados Unidos, lo que representó un crecimiento de 51.9 % con respecto a la base de clientes que tenía en 1998, mientras que sus ingresos totales crecieron 38.7% y fueron de aproximadamente 189 millones de dólares.
En octubre de 1999, Telmex firmó un acuerdo de co - inversión con Microsoft para crear y operar, en conjunto el portal en español T1msn, con en objeto de alcanzar a todos los usuarios de habla hispana del continente y ofrecerles información y contenidos locales relevantes.


En 1999 Telmex continuó invirtiendo y desarrollando empresas en el extranjero. A mediados del año adquirió la empresa de telefonía inalámbrica Topp Telecom, Inc con sede en Miami, Florida. Toop cuya marca de productos es Tracfone, ofrece cobertura nacional en Estados Unidos y cuenta con un número universal, prepago y habilitación inmediata del servicio.

En 1999 y siguiendo con su política de expansión, TELMEX adquirió Comm South Companies, Inc, empresa con sede en Dallas, Texas que ofrece servicio de telefonía alámbrica prepagada a clientes residenciales en los Estados Unidos; para diciembre de este año la empresa atendía aproximadamente a 180 mil clientes.

En octubre de 1999, TELMEX conjuntamente con SBC adquirió Cellular Communications of Puerto Rico que es una operadora de telefonía inalámbrica, servicios de radiolocalización móvil de personas y de larga distancia en Puerto Rico y las Islas Vírgenes, bajo la marca Cellular One que a finales de ese año contaba con 414 mil usuarios.

A finales de 1999, TELMEX y SBC anunciaron su unión para adquirir el 50 % de participación en la compañía brasileña de telefonía celular ATL-Algar Telecom Leste, S. A. que presta sus servicios en Río de Janeiro y Bahía de Espíritu Santo, Brasil. En un año de operaciones está compañía contaba con cerca de 930 mil clientes, que generaron ingresos del orden de los 243 millones de dólares.

En 1999, TELMEX participó en la operación de telefonía local y de larga distancia de Telecomunicaciones de Guatemala, S. A.( Telgua). Durante ese año se emprendió un programa de trabajo para acelerar la modernización de la planta telefónica local y de larga distancia e incrementar la densidad telefónica en el país. Para lograr estos objetivos se invirtieron 156 millones de dólares.

Telgua representó para TELMEX uno de sus primeros retos internacionales.  Adicionalmente a la adquisición de Telgua en 1999, se conformaron empresas subsidiarias para proporcionar servicios de comunicación inalámbrica a través de tecnología CDMA y para la transmisión de datos. Introduciéndose así la tecnología pública con tecnología de chip en Guatemala, con excelentes resultados.

En diciembre de 1999, TELGUA tenía en operación 570 mil 647 líneas fijas lo que representó un crecimiento de l8.2 por ciento en la base de usuarios. Los ingresos totales de la empresa fueron de 246 millones de dólares, 8.3 por ciento superiores a los registrados en1998. En lo que respecta a la subsidiaría de servicios inalámbricos, en tan sólo 6 meses de operación le brindaba servicio a 92 mil 495 usuarios.

En mayo de 1999, TELMEX y Williams Communications Group, Inc. firmaron una alianza estratégica para complementar sus capacidades en el suministro de servicios internacionales de telecomunicaciones entre México y los Estados Unidos. Para ello, las redes de fibra óptica de larga distancia de ambas empresas se interconectaron utilizando la misma tecnología, por lo que a partir de ese momento ofrecieron una plataforma única de servicios multimedia para atender a sus respectivos mercados.

En 1999, TELMEX emprendió su plan bianual denominado “TELMEX 20/20”, en el cual nos comprometimos a continuar con la modernización de la infraestructura, la expansión y contar con 20 millones de servicios de telecomunicaciones, incluyendo líneas fijas, teléfonos celulares, cuentas de acceso a internet y líneas equivalentes para la transmisión de datos en operación para finales del año 2000.


Cumplimos con el plan 6 meses antes de lo previsto logrando que los servicios crecieran a una tasa del 41.6% durante el periodo 1999-2000. El año 2000 trajo consigo otro acontecimiento importante en la historia de TELMEX; en este año se llevó a cabo la escisión de América Móvil, conformada por el negocio celular en México y la mayoría de los negocios internacionales de la empresa.

La decisión de esta escisión consideró, entre otras cosas, la ventaja de que fueran dos empresas independientes que compitieran, tuvieran un mayor enfoque de negocios y la flexibilidad financiera para hacer frente a las estrategias diferentes de Telmex y América Móvil.

En febrero del 2001 América Móvil empezó a cotizar sus acciones en las Bolsas de México, Nueva York y Madrid; la nueva empresa se ubicó como la compañía celular más grande de América Latina y una de las 10 más grandes del mundo. Por otra parte, TELMEX fortaleció su posición como la empresa líder de telecomunicaciones en México, proporcionando a sus clientes un servicio integral de voz, datos y video, ofreciendo así mismo estos servicios a sus competidores, adecuándolos a sus necesidades y ampliando con esto su mercado.

Durante el año 2000 se avanzó firmemente para mantener un ritmo de crecimiento en el negocio tradicional de la telefonía, ampliando la cobertura y eficiencia tecnológica de las redes de transporte y acceso. No obstante, el negocio de datos comenzó a ofrecer un mercado extenso para un espectro nuevo de servicios como la conectividad, que es el primer eslabón en la cadena de valor en el negocio de datos; paralelamente nuevas tecnologías de ancho de banda como la DSL permitían a TELMEX incrementar de manera significativa la capacidad para la transmisión y así comercializar servicios avanzados de internet.

Las alianzas estratégicas que se realizaron en el año 2000 en tecnologías de información proporcionaron una sólida base para proveer el siguiente paso en la cadena de valor del negocio de datos como la co ubicación y las funciones de hospedaje. La demanda para estos servicios de información ha crecido a pasos acelerados y por ello se creo “TRIARA” que es un Internet Data Center que permite a TELMEX proporcionar en México diversos servicios de almacenaje para las pequeñas y medianas empresas.

La sociedad formada por TELMEX y Microsoft en marzo del 2000 y el lanzamiento del portal T1msn, convirtió a nuestra empresa en la líder del mercado de internet, teniendo mensualmente 5.9 millones de usuarios únicos, muy por encima de los competidores. En el año 2000 Telmex, Grupo Carso conjuntamente con Oracle y KPMG iniciaron la operación de un mercado horizontal para el intercambio de insumos indirectos a través de la empresa Eficentrum, la cual en su primer año de actividad logro colocarse como la empresa con el mayor volumen de transacciones y la más grande del país en este tipo de mercado.

A principios del año 2000 se lograron importantes acuerdos en materia de pago con los principales competidores de TELMEX, particularmente por las inversiones realizadas en la infraestructura para facilitar su interconexión. Además se avanzó con los reguladores para preservar un ambiente de competencia justa en el mercado mexicano. Como muestra del compromiso de Telmex el año 2000, las líneas fijas en servicio registraron un crecimiento de dos dígitos. En ese año, se adicionaron 1 millón 190 mil 838 líneas, producto de 1 millón 688 mil 921 instalaciones y de 498 mil 83 desconexiones. Con ello, la base de clientes ascendía a 12 millones 68 mil 993 líneas en servicio al finalizar diciembre.

Telmex ha sido la única empresa preocupada por comunicar a los mexicanos entre sí y con el resto del mundo. A partir de 1996 la tasa de crecimiento de líneas fijas en servicio ha ido en aumento y su crecimiento fue en promedio de 7.2 % mientras que en el año 2000 la tasa alcanzada fue del 10.9%.

Respecto a los servicios de valor agregado como llamada en espera, caller id, 3 a la vez y buzón de voz, aumentaron su penetración al finalizar el 2000 el 27.2% de las líneas contaban con al menos uno de estos servicios. En el año 2000 el número de líneas con servicios de valor agregado creció en un 58.6 % con respecto al año anterior; el total de servicios digitales contratados ascendió a 3 millones 284 mil.

Apoyados en la calidad de la red local de TELMEX, la cual está al 100 cien por ciento digitalizada se cursaron 24 mil 738 millones de llamadas locales lo que representó un 5.6 por ciento más que en 1999. La competencia en el mercado local mexicano se intensificó y para el año 2000 operaban 18 concesionarios de telefonía local, tanto de líneas fijas como de telefonía inalámbrica.

En el año 2000 y en un entorno mayor de competencia se continuó con la inversión en la red de larga distancia. Durante este año entró en operación el Sistema Submarino Maya 1, este cable que parte de Cancún, Quintana Roo conecta a México con Colombia, Panamá, Costa Rica, Islas Caimán, Honduras y los Estados Unidos, permitiendo ofrecer la más alta calidad y capacidad en transmisión de voz, datos y vídeo.

La cobertura de este cable submarino se sumó a la red de fibra óptica era de más de 68 mil kilómetros a través de todo el país. En el 2000, el crecimiento anual del tráfico de larga distancia nacional fue del 18.1% con un total de 12 mil 309 millones de minutos; se incorporaron 50 ciudades más al proceso de apertura del mercado de larga distancia, llegando a un total de 200 ciudades bajo competencia.  En estas ciudades se concentraba el 84.5% de las líneas alámbricas de TELMEX y se competía por el 90.2 % de los minutos de larga distancia.

Con el propósito de ampliar las posibilidades de comunicación entre nuestros clientes, en el año 200 TELMEX conformó la red de telefonía pública más grande del país, incorporando 133 mil 833 aparatos con lo que en ese año la plataforma creció a 625 mil 593 equipos en servicio que representó un aumento del27.2% con respecto a 1999.

Con el fin de contribuir a que un mayor número de mexicanos se comunicara, en un ambiente de sana competencia, se continuo prestando soporte operativa a las 10 mil 119 líneas que controlaban las diversas empresas comercializadoras del servicio de telefonía pública a finales del 2000.
 
En ese mismo año, se comercializaron 256 millones 389 mil tarjetas telefónicas, 23.6 % más que en 1999. Este número de tarjetas vendidas posiciona a TELMEX como una de las empresas líderes en el mundo en la utilización de tarjetas de uso multimodal.

Con el fin de contribuir a que un mayor número de mexicanos se comunicara, en un ambiente de sana competencia, se continuo prestando soporte operativa a las 10 mil 119 líneas que controlaban las diversas empresas comercializadoras del servicio de telefonía pública a finales del 2000. En ese mismo año, se comercializaron 256 millones 389 mil tarjetas telefónicas, 23.6 % más que en 1999.
 
Este número de tarjetas vendidas posiciona a TELMEX como una de las empresas líderes en el mundo en la utilización de tarjetas de uso multimodal.

Dentro del área de servicio a Operadores de Telecomunicaciones, en el año 2000 el Centro de Atención a Operadores (CAO) de Telmex atendió 572, 669 órdenes de servicio y el centro de Atención Comercial a Operadores de Telecomunicaciones (CAT) atendió 20 mil 28 reportes de fallas.

Para atender el crecimiento de los servicios propios así como el que prestan los operadores de la competencia, durante el año 2000 Telmex adecuó un total de 489 centrales de conmutación local con el propósito de ampliar el plan de numeración de 8 a 7 dígitos en las ciudades de México, Guadalajara y Monterrey y a 7 dígitos en el resto del país. 

El crecimiento que se ha tenido en el tráfico originado por los diferentes operadores aceleró la expansión de la infraestructura de Telmex, haciendo necesaria la evolución de áreas locales mediante un proceso de simplificación, al pasar de 2,206 ASL en 1999 a 1,399 en el año 2000, que implicó un desembolso de 25 millones de dólares.

En el 2000, Telmex ya contaba con una infraestructura de telecomunicaciones capaz de ofrecer una amplia gama de servicios de voz, datos y video, en todo el país. Además de haber fortalecido la red IP (Protocolo de Internet), con el fin de enfrentar la creciente demanda del servicio de internet tales como Virtual Private Network (VPN) y Virtual Private Data Network (VPDN).

Durante el 2000, comenzó la evolución de nuestra res para que en corto plazo pudiéramos ofrecer a nuestros clientes una Red de Nueva generación (RNG) capaz de manejar paquetes de voz, datos y vídeo.  En ese año se incrementó la capacidad de la red de datos en un 35.8 %; además de instalarse toda la infraestructura necesaria para ofrecer conectividad de alta velocidad en la llamada “última milla”.

En el año 2000 Telmex se consolido como la empresa líder de ISP (proveedor de Servicios de Internet) en México, a la vez que se encaminaron los esfuerzos en el negocio de los datos, no sólo la transmisión, sino también en las aplicaciones y los servicios integrales. Al finalizar el año, los ingresos generados por el negocio de datos ascendieron a 8 mil 991 millones de pesos, lo que significa un crecimiento anual de 40.7% con respecto a 1999.

11 comentarios:

  1. Excelente trabajo me gustó mucho tu Blog, está muy completo y muy a tono con colores e imágenes, respecto al tema.

    Nos leemos mañana por el Hi5 para continuar con el curso.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Les hago una atenta invitación para que visiten lo más relevante que hay en la esquina de Isabel La Católica y Venustiano Carranza, por ejemplo:
    Artesanias y novedades Cristal
    Telefonos de Mexico
    Samborns
    Gobierno
    Seguros banamex
    Capuchinas
    Edificio Miguel &Abed
    etc...

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias por compartir la historia de Teléfonos de México. Me gustaría saber si me puedes facilitar la bibliografía.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  4. Zorro, está muy buena está información ¿Me podrías decir cuales son tus fuentes?

    Saludos,
    Javier

    ResponderEliminar
  5. Excelente reseña muchas gracias por tu esfuerzo y gran dedicacion al crearla
    Saludos
    Ricardo Solano orgullosamente jubilado por 7 años de TELMEX

    ResponderEliminar
  6. Estimado Zorro te felicito es un excelente trabajo de recopilación de información de nuestra empresa. Tú podrías orientarme donde consigo la lista de centrales que se pusieron en cd de Mexico a partir de 1980? O donde consigo el mapa anillos tarifaria d la zona metropolitana de 1990?

    ResponderEliminar
  7. exelente trabajo, tendrás alguna información de las fichichas telefonicas de la compañia telefonica y telegrafica mexicana ? SALUDOS

    ResponderEliminar
  8. exelente trabajo, tendrás alguna información de las fichichas telefonicas de la compañia telefonica y telegrafica mexicana ? SALUDOS

    ResponderEliminar
  9. Muy interesante, mi padre trabajo en Telmex de 1953 aproximadamente hasta casi 1980. Recordé algunas cosas que el decía. Sobre coaxiales, microondas. Gracias.

    ResponderEliminar